BOLETIN DE INFORMACION COSTARRICENSE

Abril 18 1948 – Número 5 *edición de la victoria*


Editado por el Centro de Información Costarricense, P.O. Box 305 College Park, Md.


Número 1 Marzo 21 de 1948
Número 2 Marzo 27 de 1948
Número 3 Abril 4 de 1948
Número 4 Abril 11 de 1948

Boletín de Información Costarricense

SANGRANTES, PERO TRIUNFANTES

“La lucha por la salvación de la Patria y la Democracia”

El pueblo de Costa Rica cumplió la consigna de su Himno Nacional:

¡Cuando alguno pretenda tu suelo manchar
verás a tu pueblo valiente y viril
la tosca herramienta en armas trocar…!

Y así luchó contra la dictadura, y el comunismo.

Con la victoria del pueblo, se levanta la democracia de nuevo en nuestro pródigo suelo, y caen las ambiciones de la dictadura.

Con la victoria del pueblo, se salva en nuestra patria la civilización cristiana, y sus instituciones tradicionales.

¡Gloria a los caídos, cuyo mejor monumento será una nación restaurada en los ideales que defendieron!

Ha triunfado el derecho al sufragio limpio, que los políticos habían irrespetado. Ha caído la ineficiencia consagrada a la fuerza en la administración pública. Ha caído el advenedizo, el militar sin honor, el pistolero.

Es una lección para otros pueblos.

Sobre todo los hombres han tenido que definirse, en esta época en que no se puede servir a dos señores. Ha pasado la era de la componenda y de la intriga.

Pero la victoria por excelencia es la victoria sobre el Comunismo en Costa Rica, que con la ayuda perversa de extranjeros, y la influencia enervante de exóticas doctrinas, logró convertir a unos cuantos bien nacidos, en hijos mal patriotas.

Las huestes de Vanguardia Popular -el manto que cubre a los hijos de Marx y de Stalin- fueron derrotadas en el campo de la ley, y en el campo del combate. Compasión da ver la suerte de los engañados. Indignación, la malignidad de los instigadores.

La victoria de la democracia en Costa Rica, significa la derrota de Moscú.

Nuestra Patria, valiente, fue a la prueba de fuego, y salió triunfante, aunque desangrada. Con ella, salva también al Continente, porque su suelo que es pedazo de aquél, queda limpio de la cizaña para que brote el trigo. Se yergue como una advertencia, y como un ejemplo.

*

Costa Rica se encuentra ahora abocada a una tarea gigantesca de reconstrucción moral y material, Para el renacimiento espiritual de su democracia, tiene fuentes en el alma de los hijos que supieron defenderla aun al costo de la vida. Pero necesita urgentemente, la ayuda material de sus hermanas de América. Su tesoro se ha extinguido, sus arcas están vacías, su agricultura casi paralizada, sus bancos y su comercio enclenques.

El país tiene que alcanzar la paz y la estabilidad económica, debe fomentar las fuentes del orden interno que precede a la tranquilidad nacional, debe sanar heridas que dejadas de la mano pueden convertirse en peligrosas gangrenas. Precisa reorganizar nuestras industrias, nuestra agricultura, nuestras finanzas.

Necesitamos, en una palabra, aquél fundamento mínimo de sana economía y de justicia social que contribuyan a crear el clima político en que la tradicional democracia de Costa Rica vuelva a florecer en América, Dios mediante.

o)(o

LOS HECHOS (Continua de los boletines No. 1, 2, 3, 4)

Abril 8.-

    El Gobierno envía tropas a La Cuesta, en la frontera con Panamá, Confírmanse en México el embarque de armas por avión para el Gobierno de Costa Rica, pese a la afirmación en contrario de el Embajador Carlos Jinesta, quien repite que su Gobierno no es comunista. El diario gobiernista La Tribuna dice que los leales capturaron el aeropuerto de Buenos Aires cerca de Panamá, en una expedición al mando del comunista Carlos Luis Fallas. El Presidente Picado dice que pondrá fin a los actos de gansterismo cometidos por algunos de sus subordinados. La Tribuna anuncia que fueron encarcelados tres militares por allanar sin autorización la residencia del Dr. Antonio Facio.

Abril 9.-

    Guatemala desmiente informes circulados por una agencia oficial costarricense, negando que haya estallado rebelión alguna en Guatemala. Renuncia el Cónsul de Costa Rica en Chicago, Dwight Hightower, en protesta por la repetición de Checoeslovaquia en el país que representa. El Gobierno reitera que usará mano firme contra sus hombres que cometan atropellos contra la población civil.

Abril 10.-

    Un balance de la revolución pone en claro que Figueres avanza en sus posiciones, al paso que el Gobierno hecha mano a sus últimos recursos en hombres, al paso que el Comunismo se independiza de sus órdenes.

Abril 11.-

    Una invasión por tierra y aire pone en manos rebeldes Puerto Limón, en la Costa Atlántica, conmemorando así el once de Abril, fecha histórica que recuerda el acto heroico de Juan Santamaría, el soldado que en 1856 incendió el Mesón que en la ciudad nicaragüense de Rivas alojaba a los filibusteros de William Walker. Es el comienzo de la ofensiva convergente sobre San José, estallan levantamientos simultáneos en San Carlos y en San Ramón, al norte con grandes pérdidas para el Gobierno; la comunicación por tren con Puntarenas, en el Pacífico, es interrumpida por los rebeldes; otras fuerzas de Figueres comienzan el ataque sobre Cartago, a 20 kilómetros de San José. El Gobierno había cometido el error de anunciar que atacaría por cuatro puntos diversos, dividiendo sus fuerzas ya escasas.

Abril 12.-

    Confírmase la toma de Cartago por los rebeldes. Managua anuncia tendenciosamente que en la captura de Limón lucharon 400 hombres uniformados que desembarcaron de un barco guatemalteco, ayudados en su ataque por dos aviones de Guatemala. En realidad son aviones rebeldes y soldados rebeldes costarricenses. El Gobierno de Nicaragua, que envió tropas en auxilio de Picado, para retirar algunos heridos, comienza a reforzar sus destacamentos en la frontera con Costa Rica.

Abril 13.-

    A las cinco de la mañana cesa el fuego, cuando el Nuncio Apostólico, los Embajadores de Estados Unidos, México, Panamá, atendiendo el llamado urgente del secretario interino de Relaciones Exteriores Alvaro Bonilla, piden una tregua con visos de arreglo final. El Gobierno vio inminente la captura de San José por fuerzas rebeldes, al paso que no podía organizar su defensa incapaz de controlar las brigadas comunistas y algunos de sus mercenarios, y temió una situación caótica; la medida se endereza a salvar vidas, incluso en la población civil. El comunismo se apodera del aeropuerto de La Sabana, a una milla de la ciudad, y de la central telefónica, y llama a concentración a sus huestes. Se interrumpen las comunicaciones internacionales. Comienzan a llegar a Managua por avión las familias del Presidente Picado y del candidato derrotado Rafael Calderón, así como miembros nacionales y extranjeros del Gobierno. El Departamento de Estado en Washington recuerda que ha sido política de los Estados Unidos, en casos similares, colaborar con el cuerpo diplomático para evitar la violencia; se refiere a las gestiones de los diplomáticos para salvar a San José, Heredia y Alajuela, otras dos ciudades de la meseta central, se sublevan en favor de Ulate.

Abril 14.-

    Los diplomáticos visitan a Figueres en su cuartel de El Alto (Ochomogo) entre Cartago y San José, quien entrega a los emisarios sus condiciones presentadas al Presidente Picado, Una de las condiciones es la renuncia de Picado el 1 de mayo, ocho días antes de vencer su término constitucional de 4 años. Despachos de Panamá informan que Picado acepta; entre tanto Figueres ha establecido un Gobierno Provisional en Cartago. Un grupo costarricense en México revela que se conoce el plan comunista para apoderarse de puntos estratégicos como el aeropuerto, los depósitos de gasolina, comunicaciones, transportes, fuentes de agua potable, y edificios públicos. Por lo menos la mitad de estos objetivos están ya en manos de Vanguardia Popular. El ministro de seguridad pública René Picado, quien durante el conflicto ha viajado repetidamente a México, llega a San Antonio, Texas, para informar que retornará a Costa Rica.

Abril 15.-

    Danse algunos detalles de las condiciones de los rebeldes que dirige Figueres: entrega de todas las armas del gobierno (incluso posiblemente las que tienen los comunistas), desmovilización de todas las tropas del gobierno, garantías para la vida y la propiedad de todos los miembros de la Oposición en tanto los tribunales reanudan su funcionamiento; amnistía general y protección a todas las embajadas y consulados de parte de los rebeldes, reconocimiento del derecho de asilo a quienes quieran refugiarse en las embajadas o legaciones extranjeras. Los rebeldes presentan sus condiciones en momentos de prepararse para el ataque final a San José. El Pbro. Benjamín Núñez es enviado por Figueres como representante para recibir la respuesta del gobierno, en discusiones que tienen lugar en la Embajada de México, con la mediación de otros diplomáticos. Picado acepta las condiciones, a excepción de los hombres que han de gobernar: Figueres mismo, el abogado Alberto Martén, y el agricultor Fernando Valverde, y que constituirían una junta provisional. Después de que Mora y sus gentes controlan las posiciones estratégicas de la capital, algunos residentes comienzan a huir hacia los poblados vecinos. Aun cuando se espera que triunfen las negociaciones con el Gobierno, témese de fracasar estas una sangrienta lucha en la capital. La esposa de Picado, al llegar a Managua dice que la situación en San José es “desesperada”. El Departamento de Estado en Washington publica un informe de su Embajador en San José, que dice que los comunistas han apresado a un grupo de residentes de la ciudad, algunos ricos, que usan como rehenes, al tiempo que se preparan para defender a sangre y fuego sus posiciones. Indícase que Picado puede renunciar el 1 de mayo, cuando se reune el Congreso. En tanto continúan las negociaciones, la radio rebelde anuncia desde Cartago que sus fuerzas derrotaron un contraataque gobiernista a 6 kilómetros del lugar, tomando numerosos prisioneros, incluso varios miembros de la Guardia Nacional de Nicaragua, cerca de la villa del Tejar. Picado da como excusa de la violación de la tregua, que por tener las comunicaciones interrumpidas no pudo transmitir el mensaje de cesar el fuego a dichos destacamentos. La casa de Víctor Manuel Iglesias en San José es saqueada y quemada por asaltantes comunistas. Otros hogares han sido sistemáticamente saqueados por los “mariachis”. Abandona el país Max Koberg, el miembro del Tribunal Electoral que se negó a reconocer la elección de Ulate, y dio pretexto al Congreso para anularla.

Abril 16.-

    La tregua se prolonga hasta el 17; los mediadores han hecho cuando menos cinco viajes entre Cartago y San José llevando y trayendo propuestas y contrapropuestas. El diario gobiernista La Tribuna (fuente primordial de las noticias que da el diario La Prensa, de Nueva York) informa que Rafael Calderón parte hacia el frente de Cartago, que según el mismo diario, no ha caido todavía. El Embajador de Costa Rica en Wáshington se dispone a abandonar la ciudad.

Abril 17.-

    La radio rebelde en Puerto Limón anuncia que Teodoro Picado se rinde a José Figueres, líder militar de la Oposición. Manuel Mora y sus comunistas se niegan a entregar las armas, el Cuartel Bellavista, el Aeropuerto de La Sabana y otras posiciones desobedeciendo los términos del arreglo. Ni Picado ni Calderón pueden abandonar el país, por órdenes de Mora, quien a su vez; tiene un avión listo en La Sabana para huir con otros líderes comunistas (incluso María Isabel Carvajal “Carmen Lyra”) posiblemente hacia Managua, sede del gobierno anti-comunista de Anastasio Somoza. Prisioneros gobiernistas tomados cerca de Cartago revelan que la moral de las tropas anda por los suelos. Continuan llegando gentes del Gobierno a Managua. Según los términos de la rendición, hombres y armas pasan a las fuerzas de Figueres, que se preparan para atacar las posiciones comunistas si estas no se rinden. Nathaniel P. Davies, Embajador de Estados Unidos, Carlos Ojeda, Embajador de México, Mons. Luis Centoz, Nuncio del Vaticano, actúan como intermediarios escoltando al Pbro. Benjamín Núñez, enviado de los rebeldes para las conversaciones de rendición. José Figueres establece contacto telefónico (radio-teléfono) desde Cartago con Nueva York, y entrevista de prensa declara: 1) los comunistas boicotean el arreglo, y se oponen por la fuerza armada a la rendición del Gobierno de Picado, 2) La guarnición gobiernista de Cartago, capturada en la madrugada del 16, encarceló rehenes para evitar ser bombardeada junto con ellos, 3) que a pesar de que continuaban las negociaciones por mediación diplomática, no se podía confiar en los pocos funcionarios de Picado que quedaban en el país, pues después de enviar emisarios con plenos poderes para pactar, al regresar éstos con los términos de la rendición el Gobierno los había rechazado pidiendo mayores concesiones, 4) hay tres grupos frente a los rebeldes: los picadistas, los calderonistas (ambos en franca derrota) y los comunistas dirigida por el hábil Manuel Mora, que probablemente continuarán la lucha armada en un gesto suicida. (Los comunistas tienen un plan madurado por expertos en la defensa de San José con tácticas soviéticas, que incluyen el uso de rehenes, violencias a la población civil, incendios y explosiones, así como la lucha casa a casa. La cuestión para ellos es emplearlo o no, jugándose el todo, por el todo.)

oO-Oo

“El Universal”, de México comentaba el Conflicto “Tico”:

“El conflicto costarricense pese a lo corto de sus proporciones materiales, tiene verdadera importancia para el resto de América. He aquí algunas razones en apoyo de este aserto:


  1. Constituye un primer ensayo general de la lucha todavía latente, que entre las tendencias democráticas y las dictatoriales se halla planteada en nuestro hemisferio, lo mismo que en el resto del mundo.

  2. Modesto y todo, servirá para aquilatar la sinceridad de la entusiasta adhesión que los Estados continentales, y en primer término los más poderosos, manifiestan sentir por la democracia, de la cual se han declarado paladines casi cósmicos.

  3. Pondrá a prueba la buena fe de las declaraciones interamericanas de no intervención, porque cuando se plantea a un pueblo el gran problema de resolver por las armas su destino inmediato que no pudo decidir en los comicios libremente porque se le negó el derecho a hacerlo, cualquier apoyo moral -o material concedido al Gobierno (de Picado) responsable del atentado antidemocrático, se convierte en una intervención del peor tipo.

  4. Aquilatará la pureza de los propósitos que campean en las relaciones interamericanas, puesto que brindará una nueva ocasión de demostrar lo que por desgracia no se ha demostrado hasta ahora de modo concluyente: que en ellas valen más los hechos que las palabras democráticas; las realidades, que las apariencias políticas; y la soberanía de los pueblos, que la sumisión interesada y antipatriótica a cualquier gran potencia extranjera, de dictatorzuelos nazificantes disfrazados de santones de la democracia.”


(Abril 10 de 1948)

Diario “Excélsior”, de México, comenta la guerra civil:

“Es indudable que elementos comunistas, radicales, se infiltraron en el Gobierno de Picado; dichos agitadores no quieren dejar el poder a gente que no permitiría su medro y su acción de propaganda en pro de lo sovietizante. Esa parece ser la razón de fondo de que ahora corra sangre en un país que había sido el ejemplo de democracia en Hispanoamérica.”

“Nuestro país (México) no debe intervenir en los asuntos internos de otras naciones, fiel a los principios que ahora vuelve a enarbolar vigorosamente en la asamblea panamericana de Bogotá… Ningún hecho, ninguna suspicacia debe empañar la estricta neutralidad de México ante el lamentable caso de Costa Rica. Y menos que pueda darse la apariencia de apoyo al régimen de Picado, que contiene elementos comunistas…”

(Abril 6, 1948)

“Time Magazine” de Nueva York, escribe el 15 de abril:

“Desde 1932, Manuel Mora líder de Vanguardia Popular) ha luchado en el Congreso para implantar un programa comunista. Ahora, con la guerra civil, tiene su gran oportunidad de hacerlo, mas para esto tiene que convertir la Revolución en una guerra de clases. ‘El pueblo debe sellar sus conquistas sociales con sangre’, declaró la semana pasada. ‘No entraré en componendas, ni renunciaré a nada de lo que he peleado durante los últimos 25 años.'”

El Centro de Información Costarricense cree haber cumplido con el deber que se impuso, llamando la atención de las gentes de buena voluntad en los campos de la diplomacia, la prensa y la política, sobre el significado real de la Lucha. Bajo el nuevo Gobierno, que representa la voluntad del pueblo sellada con sus votos y con su sangre, habrá libertad de prensa, los corresponsales tendrán campo abierto para escribir el epílogo de esta heroica batalla pro Democracia. En nuestra labor, encontramos gentes de mala fe, incapaces de ver la advertencia a tiempo; son enemigos conscientes o inconscientes de la libertad y de la paz de nuestros pueblos. Encontramos, las mas, gentes de buena voluntad, para ellas, nuestro eterno agradecimiento; creemos que fueron dignas del sacrificio de nuestros hombres en defensa de la democracia cristiana en América.

Comentar en Facebook

comentarios

This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.