Hemos combatido con dignidad y heroísmo

Entrevista a Francisco J. Orlich B.
La República, 24 de Enero de 1955

Para que no se mancille la soberanía de un pueblo libre, dispuesto a defender sus principios democráticos.

Interesante entrevista hace don Alfredo Sancho a don Francisco Orlich, Comandante de las fuerzas leales de Guanacaste.

Me acerqué a la casa de don Chico, el amigo acogedor y bondadoso, patriota noble y ejemplo de civismo costarricense, para obtener informaciones acerca de la labor que él con sus compañeros realizó en el campo de combate. Aún olía a polvo y a fatiga, pero la sencibilidad de su alma traducía el heroísmo de su esfuerzo, dispuesto a no escatimar energías para defender sus ideales. Comenzó su relato que transcribo integramente, tal como salió de su voz valiente de soldado:

–“Debo decirle, amigo Sancho, que en estos momentos aciagos que han ensombrecido a nuestra patria, llevando luto a hogares distinguidos, es simplemente la culminación y remate definitivo de las conquistas gloriosas del Gobierno.

Nosotros hemos querido que todos se incorporen a la vida industrial, agrícola y progresiva del país, pero se empeñan los inconcientes y los somocistas por envidia e inferioridad, en entorpecer la labor honesta y de avanzada que hemos venido realizando en bienestar de nuestro pueblo. Sin embargo, tenga seguridad, que estamos en la tierra para cumplir una misión decente, y lucharemos hasta la muerte por engrandecer a la patria. Cuando me trasladé de Villa Quesada con el Coronel García, el Coronel Marshall, y el Mayor González a Liberia, para colaborar con el coronel Marcial Aguiluz, llevaba el pensamiento puesto muy hondamente en mis ideales, y veía a los oficiales y hombres que nos ayudaban, como dignos representantes de un país, por el que podía uno decidirse a arriesgar la vida ¡Vale la pena este pueblo heroico! En nombre de él, puedo decir que hemos combatido con dignidad y heroísmo, para que no se mancille la soberanía de un pueblo libre, dispuesto a defender sus principios democráticos. El mismo día que llegamos a Liberia, gracias al encuentro que tuvo el Mayor Daniel Oduber con la fuerzas enemigas, en la que todos sus compañeros dieron muestras de extremo valor, pudimos en virtud de esa acción mejorar nuestras posiciones. El gesto de Oduber, al detener al enemigo en la carretera interamericana que conduce a Santa Rosa, nos permitió, toda la colina de cuerpos, y esto significaba una posición magnífica.

Tengo un profundo agradecimiento por las diferentes compañías, las que hicieron jornadas largas como la del Coronel Marshall y el Mayor Renato Delcore, asimismo como por las otras que en todo momento prestaron eficaces servicios. Marshall y Delcore tomaron la Cruz y El Amo sin mayor lucha. El país debe estarles agradecidos, su gesta cívica permanecerá palpitante en la historia viva de la patria. También es digno de encomio y merecen nuestro más profundo reconocimiento las compañías jefeadas por Juan Arrea, Daniel Oduber, y Tuto Quirós, las cuales operaron en el lado de Santa Rosa. Posición esta que los invasores trataron de franquear durante tres días consecutivos. Pero ninguno de nuestros soldados se desmoralizó cuando recibió el fuego de los aviones y de la artillería pesada. Personalmente en compañía de Quirós, Bruce Masís, y González, ayudados por algunos otros oficiales, estuvimos en el combate que se libró el martes 18 del presente mes, comenzando a las dos de la tarde y terminado a las cinco de la noche, en el cual no retrocedimos una sola pulgada e infringimos grave derrota al enemigo. En esta lucha, en la que actuaron por primera vez nuestros aviones, desbandó a los mercenarios y permitió a los leales reconquistar el terreno que los sátrapas de Tacho habían ocupado”.

Cuando me disponía a regresar a mis oficinas de trabajo, después de esta interesante entrevista, me dijo don Chico con una sonrisa en los labios:

–“Agregue usted que me siento muy orgulloso de haber comandado a los soldados que han estado en esta emergencia al servicio de la patria, con ellos Costa Rica está salvada”.

Placa en el Parque Nacional de Santa Rosa

Placa en el Parque Nacional de Santa Rosa

“EL QUE CON AVIESA INTENCION

INVADE COSTA RICA
DE SANTA ROSA NO PASA.”

FRANCISCO J. ORLICH

ENERO 1955

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:,
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.