Diez poesías por una Democracia Social en Argentina

¡UN GRAN ABRAZO A TODOS, desde ARGENTINA! – 2016

Algunas poesías Socialdemócratas

“A los cobardes tiranos”

Basta de penas y locuras transitorias. Basta de negarnos la verdadera historia de tantas almas ausentes, que hoy navegan por nuestro presente y las guarda mi sombría memoria. Basta de que habiten en el olvido aquellos racimos de fieles esperanzas que quisieron ser sepultadas por esos condenados tiranos, por luchar a contradanza. Otra historia repetida que pelea en mis recuerdos de toda esa gente dolorida por tanta injusticia estoica. La respuesta inminente de castigar a los traidores por querer dormir las ilusiones de nuestros insurrectos corazones. Ya no podrán golpear a esta voluntad agrupada, van a tener que aprender a bajar sus sucias miradas. Nuestro espíritu liberador aniquilará a los cobardes.

Nicolás Sada/Javier Vicente

–o–

“Industrialización”

Vinieron desbordando su rebaño. De la ciudad rodeando la cintura, los provincianos y su piel oscura llegaban desde el treinta,año tras año. Se alzaron chimeneas de humo extraño aquí y allá sin orden ni cordura. Las fábricas regían la inmadura e insalubre maqueta del engaño. Ellas,después,sumaron o se fueron. Operarios sin máquinas vendieron chucherías o hicieron edificios colgando del andamio en precipicios un día sí pero otro sin trabajo. Peones de la miseria y a destajo.

Magdalena Martín

–o–

“Villero”

Solo sostuvo el pueblo el sol en alto y el rancho de estructura ya vencida. Sus lares lo arrojaron a una vida que llamaba engañosa en el asfalto. A un pobre caserío dio en el salto y anduvo dando saltos sin salida tras el agua,la luz o la comida; tras la changa esquiva en sobresalto. La soledad, la mugre,el desaliento, el alcohol esfumando el descontento, y el hambre de cortante dentellada. Lunar del desamor y la inconsciencia, fantasma de la ajena indiferencia con mano acusadora y desarmada.

Magdalena Martín

–o–

“In Memoriam, Raúl Ricardo Alfonsín”

Capilla ardiente en el salón azul; porque no existe dolor cuando no hay certeza, no hay lágrimas. Ellas están en el vivo corazón que late cuando nos late con amor. En la rosa roja de la sangre viva, en la rosa de perfume blanco, entre blancas manos inocentes. Sólo se abren camino nuevas venas encendidas, y los ojos bajo lluvia, abiertos, sin ausencia.

Dora Lina Azul

–o–

“Poema homenaje a Raúl Alfonsín”

Hoy… Hoy no te vas, querido Alfonsín; es tu descanso una llama que invita a la rflexión, que el pueblo soberano recoja esta invitación a releer lo que le diste con tanta pasión. Ayer… Ayer, un país en llamas: de asfaltos ensangrentados, de estallidos nocturnos y muertos eternos, juventudes truncadas por uniformados discursos solemnes y libertades falsas, sociedad sin rumbo,cual fantasma. Ayer, gentes con clamor de pueblo y un grito ahogado por sus hijos muertos, la tristeza más sangrada que gestó el sublime deseo. Un día… Un día apareció entre los trigos de la Chascomús rural, emergió de las bibliotecas enriquecido por el Derecho, y por la tangencial ruta 2, caminó hacia el Congreso con paso firme y resuelto. Más tarde… Más tarde,tamboriles y manos diversas pero abiertas, cansados y diversos cuerpos vapuleados por el cruel destino, se alinearon en fila común,sumándose a sus ideales, para seguirlo sin miedos: y el país creyó. Justo a tiempo,le puso un puño a la sinrazón, Don Ricardo emergió despacio, sintió el hambre de libertad en el corazón. Tradujo el ruego,rogó a Dios, y en cada discurso rodeado de pueblo, entonó el Preámbulo como única canción. Hoy… Hoy estás en esta Argentina que,otrora por tus ansias,reverdeció los laureles heroicos de los que nunca mansillan su voz. Hoy estás en nuestra entraña, en cada adolescente que en los 80 nació, y los adultos recogen tu legado: PAZ Y UNIÓN. Mañana… Mañana se leerá tu estirpe en democráticos textos: tu humildad, única bandera tatuada en la piel de mi nación; entre aquellos personajes, los faltos de linaje, entre aquellos hombres, los repletos de lealtad y vocación. Hoy,como ayer, se conmociona el ADN de mi país. Hoy,ayer y mañana y SIEMPRE… No te podremos olvidar NUNCA MÁS.

José María Gentile

–o–

“Padre de la Democracia”

Con la lucha originaria del nativo americano, con la idea libertaria en las más valientes manos… Con la heroica gesta unida, con Moreno y San Martín, con Além,con Irigoyen e Ilia,digno en mundo hostil… Con el más fraterno abrazo de Perón y de Balbín: ¡contra pútridas tormentas, trajo Democracia,aquí! ¡Viva el Padre que ha implantado Democracia en el país! ¡Padre de la Democracia: Raúl Ricardo Alfonsín!

Septimia Dora Nunes de Aloísio

–o–

“Alfonsín, Padre del Pueblo”

Alfonsín, Padre del Pueblo; lumbre de la Democracia, sembrador de la simiente que florece en nuestra Patria. Alfonsín, Raúl Ricardo, gloria,insignia de la hora en que el pueblo del trabajo de Argentina izó la aurora. Alfonsín, Padre del Pueblo, Alfonsín de mi Argentina: ¡te recuerdo,en cada trecho, y te abrazo en mi utopía! Alfonsín, Padre del Pueblo, corazón de la justicia; ¡justa voz de nuestro suelo anunciando vida digna! Alfonsín, Padre del Pueblo, firme anhelo de EQUIDAD: ¡tu ideal, tu acción, tu esfuerzo, a este pueblo…guiará!

Julio Augusto Ares Bennét

–o–

“Los antidemocráticos”

Hay muchos que hablan de la democracia… Y hay antidemocráticos que lo hablan, mas varios de esos no lo cumplen y odian al pobre hermano que usan y parodian. Los antidemocráticos se burlan de humildes prójimos a los que abusan: les niegan sus derechos,los reprimen, los odian,los explotan, los oprimen. Los antidemocráticos son falsos, trafican egoísmo para sí; parásitos que buscan un tirano, un crápula,un corrupto al cual servir. Los antidemocráticos son necios, cobardes,prejuiciosos,sin valor; son tránsfugas,hipócritas y abyectos, soberbios y mezquinos; lo peor… Los antidemocráticos son pocos y, cada día, menos los habrá; mas suelen ser, aún,muy poderosos, ¡y nuestra unión los debe derrotar!!!

Fernando Adrián Zapata

–o–

“Los enemigos de la democracia”

Odian a la democracia los que abusan del poder, los que erigen burocracias sólo para no caer. Odian a la democracia los que implantan corrupción, los que implantan hambre y mafias, los que imponen su sermón. Odian a la democracia los que exaltan su valor y nos niegan la palabra, las ideas y la voz. Odian a la democracia los que enquistan al país con mentira y con falacias, con un régimen hostil. Odian a la democracia los que sirven a unos pocos, los que todo lo acaparan, los que roban lo de todos. Odian a la democracia los que creen ser sus dueños, y acrecientan sus ganancias explotando a todo el pueblo. Odian a la democracia esos demagogos rancios, los matones y las mafias, los hipócritas,los falsos. Odian a la democracia, ¡mas no la podrán matar: porque el pueblo es quien la exalta, porque el pueblo triunfará!

Fernando Adrián Zapata

–o–

“Curar, cuidar y amar la democracia”

Países dependientes y atrasados por la cadena del capitalismo padecen mil miserias,explotados, en aras del mortal imperialismo. Masacres que despojan la esperanza y ciernen la desolación más cruda, se tiñen de la sangre castigada, se colman de dolor y de amargura. El crimen de ese lúgubre mandato perpetra dictaduras e invasiones; le quita dignidad a los golpeados, le roba el pan a los trabajadores. Un orden de corruptas burocracias ataca a tanta gente forjadora. ¡Curar,cuidar y amar la democracia es la necesidad de nuestras horas! Las fosas de cadáveres de hambrientos, las filas de sufridos desempleados se agolpan, en los trechos más violentos. Ya se alzan puños, férreos, sublevados… ¡Ya nacen nuevos luchadores,prestos, triunfantes,justos y concientizados!

Fernando Adrián Zapata


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:,