Los felicito por este trabajo, que nos recuerda la historia de nuestro país, especialmente para los que vivimos fuera. Y nos llena de orgullo, mas cuando mi padre peleó en esta guerra y estuvo al servicio de don Pepe como su guardaespaldas. Su nombre es Antonio Araya Fernández, que siempre nos contaba como admiraba a don Pepe y todas las anécdotas que les pasaron mientras estuvo a su servicio. Por eso me siento muy orgulloso de ser tico. Saludos y que Dios y la Virgencita de Los Angeles los bendigan.

Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.