El partido de Figueres

Eugenio Rodríguez Vega

Eugenio Rodríguez Vega

El 12 de octubre de 1951, en la finca de don Francisco J. Orlich en La Paz de San Ramón, se funda el Partido Liberación Nacional. La Carta Fundamental de la nueva agrupación política la firman, entre otros, cuatro dirigentes que con el tiempo llegarían a ocupar la Presidencia de la República: José Figueres, Francisco J. Orlich, Daniel Oduber y Luis Alberto Monge; el documento lo suscribe también el principal ideólogo de la social democracia en Costa Rica: Rodrigo Fació. El nuevo partido no surge caprichosamente, por la voluntad interesada de unos dirigentes políticos, sino que es el producto natural y maduro de una década de profundas transformaciones, en la que han aparecido nuevos líderes y se han alterado básicamente las circunstancias sociales del país. La Carta Fundamental recoge en términos generales la aspiración de miles de costarricenses de construir una democracia fundamentada en la justicia social y en la libertad política; consagra, el principio del derecho a la propiedad como “un hecho social generalizado”, y hace una afirmación que por esos años parece un sueño muy lejano: “Las erogaciones destinadas a educación, salud y seguridad social, no son gastos sino inversiones reproductivas espiritual y materialmente”. Lo que le otorga trascendencia histórica a las ideas que se discuten el 12 de octubre de 1951, es la presencia de un nuevo líder político nacional: José Figueres, que en diez años de lucha ha conquistado el derecho de ser el jefe de un gran movimiento político.

El 8 de julio de 1942 se inicia la carrera política de Figueres, con un discurso inconcluso en el que utiliza por primera vez los recursos oratorios que después lo darían a conocer en todo el país. Un año después envía desde el exilio las cuartillas de “Palabras Gastadas”, el credo político sereno de un hombre de treinta y seis años, empeñado en darle vigencia a las palabras gastadas por la rutina: democracia, socialismo, libertad … En 1945 es uno de los fundadores del Partido Social Demócrata, pequeña agrupación política que tiene un lema significativo: “Libertad y Justicia Social”. En los años siguientes pelea por las libertades políticas, denuncia las transacciones a espaldas del sentimiento mayoritario de nuestro pueblo, y prepara las condiciones para una insurección popular en caso de que se incumplan las promesas de libertad electoral. En el 48 asume la responsabilidad histórica de organizar y dirigir la rebelión contra el fraude electoral, y después de la victoria es sin disputa la gran figura política de Costa Rica.

Después del 48 cambian dramáticamente las circunstancias políticas.El sentimiento de conciliar la libertad y la justicia social era muy claro en un gran número de costarricenses, no sólo en el Partido Social Demócrata sino en otras áreas que por diversas razones esta agrupación no había logrado atraer. Sin embargo, esa corriente de ideas había carecido de un gran líder político nacionalmente reconocido^ capaz de entenderse con los intelectuales y de hablar a los costarricenses sencillos en su propio lenguaje. Además, en 1951 Figueres tiene la útilísima experiencia de haber dirigido a este país durante año y medio en un gobierno de facto que señaló las orientaciones básicas de nuestro futuro desarrollo; y, como si fuera poco, puede exhibir la gloria doble de proscribir el Ejército que lo llevó al Poder y de asegurar para siempre la libertad electoral en Costa Rica

El partido que se funda en La Paz de San Ramón en 1951 es sin disputa “el partido de Figueres”, el instrumento político encargado de mantener la vigencia de esas “palabras gastadas” que tanto le preocuparon en su juventud.

0

 
Tomado de “Figueres 80 años de amor a Costa Rica”.

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:, ,