Luego de admirar y leer estos documentos, se me llenan los ojos de lágrimas al ver que grande es mi Costa Rica, gracias a un grupo de hombres que decidieron no ser siervos menguados, dirigidos por nuestro Caudillo. Gracias, Héroes del 48.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.