Navegando por el fascinante mundo del Internet me encontré con esta magnífica página. A sus creadores muchas gracias, por que nos hacen recordar, que un hombre, con el poder que tuvo en su momento, y que pudo hacer lo que hubiese querido, lo entregó al pueblo para que este siguiera por el sendero de la democracia. Muchas gracias don Pepe, porque gracias a usted tuve el gran lujo de nacer en un país que me educó y me ha hecho un mejor ciudadano, no solo de Costa Rica, sino del mundo. Hoy más que nunca necesitamos más don Pepes para seguir siendo la gran Costa Rica que nos heredó.

Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.