“Viva Pepe, Vivan sus hombres…” Es un legado que nos toca a todos los hermanos liberacionistas seguir defendiendo, para que nuestros hijos puedan cantar al igual que nosotros que viva Pepe Figueres.