Con orgullo digo que conocí al caudillo, y que crecí en el pueblo que con sus manos forjó, creo que estas son las cosas que debemos conservar intactas en la historia y que con mucho ímpetu y entusiasmo debemos enseñar a nuestros hijos, y contar al mundo. Excelente trabajo.

Comentar en Facebook

comentarios