Hablar de José Figueres es hablar del último caudillo que ha tenido nuestra patria. Valeroso, inteligente, previsor y humanista. No le pertenece ya al Partido Liberación Nacional si no a todos los costarricenses.