Hace diez años visité Grecia, la cuna de la democracia. Realizamos una visita al Palacio de Gobierno, dos soldados marchaban de forma solemne frente al mismo. Todos los turistas tomaban fotos a los soldados, excepto los tres ticos que andábamos juntos. Estoy orgulloso de ser de un país en donde el poder civil está por encima del poder militar.

Por eso bendito sea Dios por don Pepe Figueres, nos dio el único general victorioso que ha disuelto su propio ejército y a la vez entrega el poder a un civil. Porque cuando Dios repartió el mundo se le quedó por fuera Costa Rica, por eso nos dio un pedacito de cielo. Entendiendo esto, la Junta Fundadora de la Segunda República se avocó a luchar por mejorar la enorme bendición que nuestro Creador nos dio.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.