Para quien siempre ha admirado a don Pepe, el museo mantiene su imagen y sus ideales siempre atentos y ni qué decir de todas las personas que hicieron parte de tan bella página de nuestra historia, la página de la Segunda República, la página de nuestra verdadera democracia.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.