A raíz de que en estos momentos (noviembre del 2010) estamos siendo invadidos por tropas del ejército de Nicaragua, hago el siguiente comentario de lo que sucedió cuando yo tenía 19 años. En 1955 me enrolé como voluntario, procedente de Las Juntas. Nos tocó, bajo el mando del exdiputado José Angel Jara, patrullar la Ciudad de Liberia. Sólo oíamos allá en Capulín el estruendo de los morteros en el frente durante la noche. Nosotros éramos la retaguardia, unos 50 soldados en trincheras. Gracias a Dios, no llegaron y no hubo balas, aunque rogábamos participar. En esa ocasión estrenamos todos un rifle nuevo, los famosos M1. Antes de dárnoslo, nos dieron instrucciones militares y nos entrenaron para ir al frente. Ese armamento nuevo, hasta hace poco supe, los compró el Gobierno de Figueres en USA, fueron los famosos confites que compró Figueres (20 millones de colones).En éstos momentos que escribo lo presente, nuestro país está siendo nuevamente invadido de parte de Nicaragua. Si Figueres en el 55 formó una fuerza de más de 40.000 soldados en una semana. Espero que ahora se podrá triplicar esa fuerza nuevamente en ese tiempo. Ortega lo que quiere es eso, una confrontación y nos está buscando. Soy ya viejo, pero me apuntaré nuevamente para echar a esos invasores. A los jóvenes, viva Costa Rica.