No me considero seguidor de ningún partido político, ya que no soy preso de ello. Me gustan las personas socialistas, como lo dijo José Figueres padre (don Pepe). Creo que para poder ser libre, tiene que haber una Revolución, como la de don Pepe. Costa Rica no es la misma de aquellos tiempos, no existen las personas leales, fieles, hoy día; no. Nos dejamos llevar por la burocracia, por el derroche desmesurado, hoy día no valoramos lo que tenemos porque ya lo debemos. La austeridad, con que se come eso, dirían por ahí. Vemos a la presidenta Laura Chinchilla, con constantes visitas al extranjero, para poder sacar adelante a este país. Porque creen que son esas visitas, para endeudamiento interno. Las empresas extranjeras vienen a invertir, si pero sus dividendos son mayores de lo que se esperaba, a costillas de los esclavizados trabajadores.

Porqué lo digo.

Ejemplo: Limón, bananeras. Hoy día se usan sistemas laborales de rápido corte, en el que el empleado es cesado antes de que pueda tener derecho a Vacaciones, Aguinaldo, días por mes, y otros. Esa es la realidad hoy día. Y eso lo aprueba el Gobierno, pero todos se quedan callados, cuando alguien levanta la voz… Se escucha triste, pero esa es la verdad.

Que hubiera pensado don Pepe, con todo lo que esta pasando con su pueblo hoy día. Volvería a realizar otra vez una Revolución, para liberar de las cadenas a su pueblo. Y yo seria un seguidor de él.

Lastima, como dice un viejo dicho, cada cabeza es un mundo, no todos pensamos igual.

Pienso en Pepe Figueres, como en Bolívar, el Che, Fidel Castro, Hugo Chávez, y muchos que quieren la libertad para un mejor vivir, para que todos tengamos esa Austeridad en nuestro corazón, porque para tener esa libertad, muchas personas derramaron su sangre, y hoy día, se derrama una sangre de egoísmo, de gula, de derroche, y eso es lo que No quería Pepe Figueres.

Esperare, paciente, ese día, el día de nuestra liberación de las cadenas de los Yankis, del neoliberalismo, del monopolio, del capitalismo.

Hasta la victoria venceremos.

Atte: Luis Carlos Morales Araya, costarricense por nacimiento, pero socialista revolucionario de Corazón, seguidor del Che, Bolivar, Fidel Castro, Hugo Chavez Frías, Carlos Marx y todo aquel que quiera seguirme, en los pasos de un mejor mañana.