Un hombre puede morir, pero no sus ideales, no sus sueños, no sus obras. Don Pepe, los distinguidos y distinguidas que dieron forma a este país al lado de este Gran Hombre; son acreedores de mi respeto y mi deuda… gracias por permitirnos a través de este sitio entrar en contacto con nuestro origen histórico, con el fundamento de nuestra identidad costarricense. Excelente trabajo.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.