Tengo 19 años, lo que conozco de la Revolución del 48 lo he aprendido investigando por mi cuenta, porque en el Colegio apenas lo mencionaron. Hoy casi 60 años depues de tal suceso, nuestra nación vive una crisis, no existe una unificación del sentir nacionalista y todo por lo que luchó don Pepe se está derrumbando bajo políticas neoliberales, por eso es hora de empezar una nueva revolución en favor del rescate de nuestros valores nacionales y por un nuevo estado de derecho. Estoy seguro que de estar vivo don Pepe, ya le hubiera volado “juete” a más de un político que usa el nombre de tan digno partido (Liberación Nacional) para su bienestar y el de sus ideales anti-nacionalistas.