Nací 13 años después de la gesta del 48. Por memorias de mi padre, mi tío Melo (excombatiente) y la mamá de ambos (mi abuelita) es que me ubiqué desde muy pequeño en el contexto, y quizás por eso es que desde siempre he sido del pensamiento tan humano, altruista y extraordinario de don Pepe. No con esto quiero dejar de lado a los del otro bando, costarricenses también, porque murieron creyendo por lo que habían jurado, ciudadanos cultos y patriotas, ellos. Gracias a todos. Dios les bendiga. Un ciudadano agradecido.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.