Que importante es que las nuevas generaciones conozcan con detalle, todo lo acontecido, y recordar que don Pepe fue el último y verdadero líder que Costa Rica ha tenido y que ahora más que nunca lo está necesitando nuevamente.