Que esfuerzo mas digno de respeto. Don Pepe fue, es y seguirá siendo la luz que guía a los valientes de mi Costa Rica. Sería interesante rescatar otras personalidades nuestras que están siendo olvidadas y no lo merecen.