En lo personal, me gusta mucho la historia, en especial nuestra historia. Me parece increíble como la gesta de un hombre en todo el sentido de la palabra nos haya dejado un legado que aun hoy en pleno Siglo XXI persiste.

Solo un valiente como Figueres Ferrer (valga la aclaración de los apellidos) tuvo la visión necesaria para darnos un regalo invaluable, del cual me pueda sentir orgulloso: el no tener ejército es lo mejor para la soberanía nacional y paz del territorio tico.

Creo que el título de Benemérito de la Patria le queda pequeño a don Pepe… Como dijo Carmencita Granados: “¡Viva el valiente Pepe Figueres, nuestro gallardo libertador!”

¡Gracias don Pepe!