Excelente sitio. Gracias primero a Dios, y a don Pepe y compañeros de lucha por heredarnos un país lleno de oportunidades. Gracias al abuelo Tavo que mantuvo vivo el Espíritu del 48 en la familia. Muy orgullosa de ser de San Isidro del General, Ciudad Mártir del 48.