Efraím "Fallín" Arroyo Blanco

Efraím Arroyo Blanco

Ronald Castro Fernández

El distinguido alajuelense y diputado constituyente, don Ramón Arroyo Blanco, cuenta en una extensa crónica la última lucha dada por su hermano; el Ingeniero Agrónomo Efraím Arroyo Blanco.

Al conocer la noticia del asesinato del doctor Valverde Vega, el 1 de marzo de 1948, ambos hombres salieron a pie de la Ciudad de Alajuela. Junto a otros voluntarios, provenientes de diferentes localidades, fundaron el Batallón Carlos Luis Valverde Vega.

Participaron en acciones de sabotaje. Marcharon en una rocambolesca ruta que inició en Alajuela y comprendió Ojo de Agua, La Garita, Nuestro Amo, El Rodeo de Mora, Puriscal, la zona de los Santos y el sur de Desamparados, para finalizar en Cartago.

Con el grado de teniente, don Efraím Arroyo participó, el 10 de abril de 1948, en la operación de toma de la Ciudad de Cartago. Atrincherado en las ruinas de la iglesia parroquial, recibió en su cabeza una bala percutida desde el Cuartel de Armas; último bastión de la resistencia militar gobiernista. Llevado al hospital, agonizó hasta la madrugada del 23 siguiente.

Ese mismo día, sus restos fueron traídos a Alajuela. A las 10:30 a.m. se llevó a cabo el funeral y honores oficiales en la Catedral de Alajuela para ser conducido, acompañado de numerosa asistencia, al cementerio local.

El 29 de abril del mismo año, en un sencillo acto le fue otorgado el rango, póstumo, de capitán. Título que fue entregado a la madre del extinto.

Asimismo, fue organizado un Comité Pro Monumento que recolectó fondos y contrató al escultor herediano don Juan Rafael Chacón Solares para crear el pétreo retrato que se instaló en el Parque Central; de cara a la entrada principal del templo catedralicio, a mitad de la acera que conduce de la fuente al actual Bulevar Esteban Lorenzo de Tristán (hogaño ubicado al costado norte de su ubicación primigenia, sobre una de las islas enzacatadas).

La develización del busto del Ing. Efraím Arroyo sucedió el domingo 24 de julio de 1949 con la presencia de distinguidos personajes del momento político, diputados de la Asamblea Nacional Constituyente y gran cantidad de público.

Las actividades iniciaron a las 8:00 de la mañana con un desfile que salió de la Fuente de Libertad para rematar en el lugar donde se erigió la obra. Hicieron uso de la palabra Rodolfo Meza Peralta, José Figueres Ferrer y Otilio Ulate Blanco.

Monumento

Monumento Efraim Arroyo

Monumento en su honor levantado en el Parque Central Benemérito General Tomás Guardia de Alajuela

Esta creación del artista Juan Rafael Chacón reviste características que trascienden la simple representación física del homenajeado y nos hacen comprender el gran valor implícito de que goza.

Chacón Solares, hijo de familia humilde, desde niño aprendió los secretos de la imaginería. Su espíritu creativo lohizo entrar en otros campos de la escultura; dedicándose a la talla directa de madera y piedra.

Don Juan Rafael Chacón fue el primero que introdujo el uso de la piedra para la estatuaria pública. Antes de él, únicamente el bronce o mármol eran considerados los materiales nobles para inmortalizar en parques y plazas los próceres cívicos. En la Ciudad de Alajuela, no existe otro de esa materia prima.

El estatuario, para ganarse la vida, hizo imágenes religiosas y pequeñas obras para la venta a turistas y amigos cercanos. Debido a la guerra civil de 1948, pocos clientes lo visitaron y sufrió una difícil situación económica. En 1949 recibió el proyecto que aquí se expone; hecho que coadyuvó a aliviar sus finanzas personales.

Por otro lado, debido a la clientela a la que destinó gran parte de su producción, la mayoría de sus piezas están fuera del país o en colecciones privadas. Solamente, alrededor de quince obras suyas fueron instaladas en sitios públicos; una en Alajuela.

Don Juan Rafael, movido por su aversión a figurar, no firmó muchísimas de sus obras. El retrato, en andesita del Capitán Arroyo Blanco, ostenta en su costado derecho las iniciales de su creador.

Finalmente, si bien don Efraím Arroyo falleció en calidad de combatiente durante el conflicto bélico de 1948 y ostentando un grado castrense, su efigie nos lo muestra vestido con una sencilla camisa, no en uniforme. Sin ninguna distinción marcial, ni quepis o cachucha. Solamente, una pequeña placa, en segundo plano, al costado izquierdo del pedestal recuerda el motivo:

Homenaje al Ing. Agro. Efraín Arroyo B. caído heroicamente por las libertades patrias en la gesta de 1948. Sus compañeros universitarios E.N.A.” (Escuela Nacional de Agricultura)

Con base en lo anterior, tal vez, admiramos en nuestro jardín principal, un primigenio llamado a la reconciliación nacional; proceso aún pendiente 66 años después de aquella conflagración.

Fuentes:

– Asamblea Nacional Constituyente. Acta Nº 112 del 19 de julio de 1949.
– Fumero Páez, Alejo. Juan Rafael Chacón. Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes. Imprenta Nacional. San José, Costa Rica. 1977.
– Villegas Hoffmaister, Guillermo. Testimonios del 48. Tomo III. Editorial UCR. San José, Costa Rica. 2001.
– Periódico El Mentor. 1 y 30 de agosto, 1948.
– Periódico Diario de Costa Rica. 22, 24, 28, 30 de abril y 14 de mayo, 1948.
– Periódico La Nación. 20, 24 y 27 de julio, 1949.

Tomado de elcencerro-ronald.blogspot.com/

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en: