A don Pepe

Autor: Fabio Molina

Sigue soñando en tu nido irreverente
que gracias a ti en esta tierra somos diferentes.
Buenos amigos nos presentaste,
Bolívar, los clásicos rusos,
Darío y Martí; fueron tus hermanos
también son mis tíos.
Lúcidos pensadores fueron tus tutores,
hoy eres uno de ellos.
Y se reconoce en los confines,
que progreso es la suma de tractores y violines.
Somos más viejos, vamos lentos.
Padres y abuelos
disfrutan del sol,
ríos, mares, olas
y de este silencio que construye
si lo callamos en paz.
Parece mentira que en tan pocos años
no tengamos carretas,
ni descalzos, tampoco candelas,
porque nos diste
nuevas herramientas
y un ICE, que alumbra el fondo de la montaña
y la ciudad.
Aulas, tiza y libros
escuelas y universidades,
descubren talentos
sorprendiendo al futuro
Con pena te digo, querido don Pepe,
que hay pereza en algunos
y muchos hermanos
urgen de una mano
porque los agobia la pobreza.
Con la educación
es nuestro deber
ser vigilantes
para que no quede nadie ignorante.
Fuiste el mentor
de la clase media
y hoy trabajan juntos
en mil escenarios
los hijos del peón
y del empresario.
Nos enseñaste a ser atrevidos
y alzar las miradas
sobre el horizonte.
Ah, se me olvidaba:
fuiste Hombre del Milenio
y todo Costa Rica valora
tus obras y admira tu ingenio.
Cantamos tu viril corrido
comprometidos con este terruño
porque tu herencia debe trascender.
En coro gritamos:
¡Adelante todos,
la lucha es sin fin!

Comentarios Facebook

Etiquetado en:

Comentar en elespiritudel48.org

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.