Sí, yo he matado

Abel Pacheco de la Espriella
Paso de Tropa, Editorial Popol Vuh, 1969.

N del E.: Este poema fue escrito por uno de los insurgentes que atacaron al país en la Invasión del 55 (Enero de 1955), comandados por el Dr. Calderón Guardia y que trataron infructuosamente de derrocar el gobierno constitucionalmente electo de don José Figueres Ferrer.

Sí, yo he matado.

Y nunca he pensado en qué se siente.

Lo ví venir por la mira botando espuma, regando odio y jalé el gatillo.

Nunca he pensado lo que hizo aquel plomo.

Más bien parecía que de tanto odio escupió el cerebro.

Era un hueco tan pequeño, tan húmedo, tan rojo.

Por ahí tiró los sesos pringando las peñas.

Lo ví de cerca. No cerró los ojos.

Juraría que me miraba con un “fuiste vos”

Le rezé.

Todavía le rezo.

Es mi santo culpable, retorcido y con sangre.

Pareciera como que trato de aplacarlo.

Yo ví como una mosca salió de su boca. ¿Su alma?

Ha de haber almas moscas.

Es más, le quité un crucifijo y créanme que ni lo quería.

Ahí lo tengo guardado. Escondido.

Porque fue testigo de lo que no quiero que sepan mis hijos.

Sí, yo he matado.

Comentarios Facebook

Etiquetado en:

Comentar en elespiritudel48.org

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.