La generación protagonista de la gesta del 48 y de sus logros en la Junta Fundadora de la Segunda República y posteriores esfuerzos en los gobiernos liberacionistas, son un ejemplo de valentía y carácter histórico, gracias por mantener vivo este ejemplo. Felicitaciones, ¡un gran esfuerzo!