Documento desclasificado de la CIA
(Agencia Central de Inteligencia) de EEUU

El documento dice así:

PAÍS: Costa Rica

TEMA: Situación postelectoral en Costa Rica.

DÍA DISTRIBUCIÓN: 12 de febrero 1948.

Documento desclasificado de la CIA

1. Se ha reportado qué Otilio Ullate Blanco, presidente electo no oficialmente declarado aún, ha acordado reembolsarle los gastos por la campaña electoral al doctor Calderón Guardia y que retenga los oficiales militares actuales, de acuerdo con las necesidades del país.

2. Calderón Guardia ha sido urgido por sus agresivos consejeros, que presente cargos por fraude electoral, y que estaría dispuesto a entregar el poder a cualquiera menos a Otilio Ulate.

3. Manuel Mora líder del partido Vanguardia Popular, que organizó una manifestación la noche del 9 de enero, ha programado otra para la tarde del siguiente día (de las elecciones). Lo peor del partido ha sido mandado a traer de Puntarenas, para que vengan a reforzar las tropas del gobierno y ayudar en la demostración. Los seguidores de Ulate se han preparado para lo peor. Pero están esperando la declaración favorable del tribunal electoral, haciendo oficial su victoria.

4. Se entiende que el conteo de votos de la tarde del 9 de febrero, muestran a Ulate adelante por 15.00 votos. Estas cifras no han sido oficialmente admitidas.

Traducción de Gonzalo Muñoz en Facebook

Documento desclasificado de la CIA

Desclasificado el 23-11-2001.

Nota del E.: Pareciera que el único punto dudoso es el No. 1, es primera vez que escuchamos algo de esto. Los otros puntos son razonablemente creíbles. Calderón pidió la anulación de las las elecciones, en las que resultó ganador Otilio Ulate, en la fatídica sesión del Congreso el 1ero de marzo de 1948.

Posteriormente Calderón negoció un acuerdo de transacción o componenda con Ulate, que refuerza el punto No. 2. Negociaron una salida al conflicto, que consistió en darle la presidencia de la república, a una persona respetable y que fuera del consentimiento de ambas partes, por dos años, al cabo de los cuales se programarían nuevas elecciones, esperando que el clima de tensión hubiera disminuido; para ello se escogió a un tal Dr. Ovares. La componenda fue rubricada por Ulate y Calderón, los dos candidatos en las recientes anuladas elecciones. El acuerdo fue negociado por Monseñor Sanabria.

Eso si, quedaba un pequeño asunto sin resolver: había que comunicárselo a Figueres y sus hombres, y que además estuvieran de acuerdo. Para esa misión se ofreció el propio Sanabria, quien viajó a Santa María de Dota, lugar donde estaba el Cuartel General del Ejército de Liberación Nacional, con el papá de Alberto Martén, segundo en jefe de Figueres.

El Cuartel General estaba en la escuela República de Bolivia, a un costado del parque (aún está ahí la misma edificación). Don Pepe y Monseñor Sanabria se reunieron en un poyo, donde don Pepe escuchó los acuerdos a que se había llegado en San José. Sanabria también traía unos salvoconductos, para que Figueres y sus principales colaboradores tuvieran una salida a salvo hacia Panamá, y así se lo hizo saber. Después de escuchar esto, casi de inmediato don Pepe dio su respuesta: “Monseñor, si no ganamos esta guerra, mí única salida y la de mis hombres es ésta…” y señaló hacia el cementerio cercano, dando a entender que pelearían hasta la muerte. En ese momento Sanabria entendió que no había nada que hacer, se despidió de don Pepe y regresó a San José con las manos vacías.

El problema de la componenda, era que había dejado por fuera de la negociación a uno de los principales actores: el propio Figueres, y por eso estaba condenada al fracaso.

Comentarios Facebook

Etiquetado en:, , ,

Comentar en elespiritudel48.org