Rodrigo Facio

CENTRO PARA EL ESTUDIO DE LOS PROBLEMAS NACIONALES

El Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales (CEPN) nació en 1940. Surge como una organización que propone soluciones a los problemas que enfrentaba la sociedad costarricense de la época. Eran un grupo de amigos unidos por la afición al estudio y por la necesidad que sentían que la política y la cultura se convirtiera en actividades dignas de una democracia auténtica y de alto valor humano. Sus integrantes fueron estudiantes universitarios de Derecho; pertenecientes al grupo social burgués o pequeño burgués.

Por lo que promovieron entre ellos, disciplina de cultura y disciplina de partido, por medio del estudio de los problemas que planteaba en ese entonces la vida nacional, proponían y defendían soluciones prácticas y científicas a la vez.

Ellos decían “cada uno de nosotros aislado, no es otra cosa que una gran inquietud desorganizada, un pensamiento inútil, una voz sin eco. Queremos dejar de serlo agrupándonos para educarnos en el pensamiento y conducta, objetivos por el estudio desapasionado de los problemas, la discusión amistosa y elevada y la conferencia científica; pero sobre todo, para despertar en nosotros el mensaje que toda generación, si es verdaderamente nueva, tiene para decir y para realizar. ¡Y queremos realizar!.

Nuestra agrupación quiere, finalmente, servir, por el esfuerzo, por la dignidad y por el amplio sentimiento de bien social que anime a sus miembros, a la colectividad costarricense.”

Los fines de este grupo, se pueden resumir en la siguiente nota, citada por Jaime Murillo Víquez “nos reunió la firme convicción de pertenecer a una generación que tiene el deber de iniciar una radical tarea de revisión y ordenamiento de nuestra moral política, de nuestra vida económica, de nuestra cultura y de nuestro pensamiento republicano y democrático.

Por eso hemos comenzado por buscar la coordinación de las voluntades de todos aquellos ciudadanos en quienes suponemos una conciencia cívica no contaminada de corrupción política, para comenzar una lenta pero eficaz renovación de valores cívicos y de pensamiento político.”

Sus propósitos eran:

  • La investigación científica de los problemas que plantea en la convivencia social y la defensa objetiva de las soluciones propuestas.
  • El estudio de la historia a la luz de los modernos métodos de interpretación, para deducir las bases reales de la vida institucional y los caracteres del alma nacional.
  • Infundir el ideal democrático por el conocimiento y análisis de sus principios básicos, para demandar los progresos que el perfeccionamiento de la democracia supone.
  • Iniciar y estimular toda actividad – cursos libres, conferencias, exposiciones de arte etc. -, que contribuya a mantener un elevado nivel cultural en el medio.
  • Intentar cursos de extensión cultural en ciudades y aldeas.
  • El aumento y la diversificación de la producción nacional, mediante la defensa y el estímulo de la pequeña y mediana empresa.
  • El fomento del cooperativismo, en busca de una “mejor y más justa distribución del producto social”.

Entre los miembros de esta agrupación podemos citar a:

  • Daniel Oduber
  • Jorge Rossi
  • Gonzalo Facio
  • Fabián Dobles
  • Alfonso Trejos
  • Eloy Morúa
  • Isaac Felipe Azofeifa
  • Rodrigo Facio
  • Alberto Cañas
  • Carlos Monge

Los centristas llevaron a cabo una investigación de los problemas de Costa Rica y mantuvieron una actitud crítica de las políticas seguidas en los primeros años del gobierno de Rafael Ángel Calderón Guardia.

Las ideas difundidas por el Centro, circularon a nivel universitario. También se dieron a conocer al público en general, a través de la revista oficial del CEPN “SURCO”, que se publicaba cada mes; y por medio de artículos en el Diario de Costa Rica, dirigido por Otilio Ulate Blanco.

El grupo centrista se oponía al comunismo y en especial rechazaba el acercamiento que los comunistas tuvieron con el gobierno calderonista, a quien consideraban corrupto e ineficiente.

Todos los martes a las siete de la noche se reunían en el segundo piso de una casa esquinera situada en avenida diez. Era el despertar de una nueva generación que quería suplantar a los grupos oligárquicos, en aras de obtener un nuevo espacio para ideas y proyectos remozados.

Para ejecutar tan encomiable labor, los jóvenes se valían de un riguroso y serio estudio, proponiendo nuevos rumbos capaces de dirimir las adversidades vigentes en esos años, producto de la centralización del poder y del enriquecimiento avasallador que mostraba la clase cafetalera.

Para esa época, la voz y el talento de Rodrigo Facio se hacían sentir enormente; y en “SURCO”, mostraba reiteradamente su capacidad crítica y analítica, capaz de escudriñar todo. Tal como lo han reconocido sus mismos compañeros de ese entonces, la mayor cantidad de ideas y propuestas salían de la mente prodigiosa de Facio.

Influye enormemente en Facio, al igual que en los otros compañeros del centro -el aporte y la sapiencia valiosísima de Roberto Brenes Mesén-, un ilustre profesor que volvía al país después de ejercer por espacio de dos décadas la docencia en los Estados Unidos. También hay que nombrar a Carlos Monge Alfaro e Isacc Felipe Azofeifa (quienes habían sido ya profesores de la mayoría de los muchachos en el Liceo de Costa Rica, los cuales les infunden consejos y apoyo en tan ardua tarea.

Rodrigo Facio supo asimilar muy bien todo este proceso formativo y adicional a esto, se cultivaba apasionadamente en la lectura; leía con atención e interés a Marx, Engels, Tolstoi, Haya de la Torre, lo referente al liberalismo colombiano, etc., lo que lo lleva rápidamente a crecer en su nivel intelectual y a tener un lugar preponderante entre la juventud de esos años. Aquel hombre de mediana estatura, con marcadas definiciones en los pómulos y el mentón, se consolidó pronto como líder y baluarte de todo ese movimiento emergente y supo imprimir su valiosísimo aporte personal a esta causa.

La visión de fecundizar un partido político permanente, adaptable a la realidad, por medio de ideas de avanzada social siempre estuvo presente en este centro de estudios.

En 1945, el Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales se une al grupo Acción Demócrata y fundan el Partido Social Demócrata. Este último partido en sus inicios se propuso luchar por “una diversificación de la producción y el desarrollo de las fuerzas productivas, empresa que objetivamente favorecía el desarrollo de una burguesía industrial de carácter urbano”.

Miembros Fundadores del Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales 1940

 
OTTON ACOSTA JIMENEZ
JAIME ALLEN GARRO
ISAAC FELIPE AZOFEIFA
MARCIAL BARRIENTOS
ALBERTO CAÑAS ESCALANTE
MARIO RODRIGUEZ CHARPANTIER
PAUL CHAVERRI RODRIGUEZ
GABRIEL DENGO OBREGON
ALVARO GONZALEZ ALVARADO
RODRIGO FACIO BRENES
GONZALO FACIO SEGREDA
GERARDO FERNANDEZ DURAN
ROBERTO FERNANDEZ DURAN
FERNANDO FOURNIER ACUÑA
JUAN JOSE GUTIERREZ CABALCETA
ARNOLDO JIMENEZ ZAVALETA
RODRIGO MADRIGAL NIETO
CARLOS MONGE ALFARO
LUIS FELIPE MORUA CARRILLO
NAPOLEON MURILLO ESQUIVEL
DANIEL ODUBER QUIROS
ROMANO ORLICH CARRANZA
MANUEL QUESADA CHACON
MARIO QUIROS SASSO
JUAN MANUEL REVILLA MELENDEZ
FERNAN RODRIGUEZ GIL
EUGENIO RODRIGUEZ VEGA
RAFAEL ANGEL ROJAS GUEVARA
JORGE ROSSI CHAVARRIA
ALFREDO RUIZ SOLORZANO
MANUEL MARIA SAN ROMAN CHAVERRI
ROBERTO SANCHO FIGUEROA
ALFONSO TREJOS WILLIS
CARLOS ULATE RIVERA
LUIS A. VILLALOBOS ARIAS
HECTOR VINDAS GONZALEZ
RAFAEL ZUÑIGA TRISTAN

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.