NOTAS


1. Rojas Bolaños, Manuel. Lucha social y guerra civil en Costa Rica. 1940-1948. Editorial Porvenir. San José. 1979, pág 11.
2. Rodríguez Vega, Eugenio. De Calderón a Figueres. EUNED. 1980, pág. 211-212.
3. Aguilar Bulgarelli, Oscar. Costa Rica y sus hechos políticos de 1948. Editorial Costa Rica. San José. 1969.
4. Solís, Manuel. La institucionalidad ajena; los años cuarenta y el fin de siglo. Editorial de la Universidad de Costa Rica. San José. 2006, págs. 239-246.
5. Albertazzi Avendaño, José. La tragedia de Costa Rica. México. Sin editorial. MCMLI
6. Alvarado Cerdas, Jorge. Una guerra mal llamada revolución. En: Muñoz, Mercedes (Editora) Niñas y niños del 48 escriben. Editorial de la Universidad de Costa Rica. San José. 2001, pág. 57.
7. Girard, René. La violencia y lo sagrado. Anagrama. Barcelona. 1995, págs. 34-95.
8. Sobre las figura ambigua de los gemelos en los mitos: Girard, Rene. La violencia… Op. Cit, págs 53 y ss, y 150 y ss.
* La guerra civil de marzo-abril de 1948; la primera invasión desde Nicaragua dirigida por el expresidente Calderón Guardia (1948); “El Cardonazo” (1949), y la segunda invasión calderonista desde Nicaragua (1955) A esta lista se podría agregar “El Almaticazo”, en 1946.
9. Esta tesis está desarrollada en: Molina, Iván y Lehoucq, Frabrice. Urnas de lo inesperado. Edidtorial de la Universidad de Costa Rica. San José, 1999.
10. Solís, Manuel. La institucionalidad ajena; los años cuarenta y el fin de siglo. Op. Cit, págs. 90-134.
11. Volio Sancho, Fernando. El país se debate en la peor crisis de su historia. La Nación, 10/12/1946, pág. 10.
12. Cordero Croceri, José Rafael. Memorias de un Rebelde (Historia novelada). Editorial Cartaginesa. Cartago. 1998, págs. 102,117)
13. Arias Mora, Dennis. Quintacolumnismo como agravio político. Semanario Universidad, 8/5/2008, pág 2 (Suplemento especial del Semanario Universidad. Celebración del LX Aniversario de la Guerra Civil de 1948)
14. Ferreto, Arnoldo. Gestación, consecuencias y desarrollo de los sucesos de 1948. Ediciones Zúñiga y Cabal. San José. 1987, pag.85
15. Figueres, José. Palabras gastadas. Imprenta Nacional. San José. 1955.
16. Bákit, Oscar. Cuentos Mariachis: narraciones de la guerra del 1948. Editorial Costa Rica. San José. 1990, pág. 85 y ss.
17. Solís, Manuel. La institucionalidad ajena; los años cuarenta y el fin de siglo. Op Cit, págs. 494-521.
18. Una reconciliación entre los grandes nunca hubo. En un relato encontramos la siguiente observación: “Nunca se vieron don Pepe y Calderón. Nunca. Si se hubieran visto tal vez se hubiesen saludado, pero nunca se vieron. Había un odio mutuo. Siempre he tenido claro que Calderón le hizo un gran favor a don Pepe al echarlo. Don Pepe se convirtió en un líder político porque lo expulsaron de Costa Rica”. Facio Segreda, Gonzalo. El Canciller. En: Rodríguez Chaverri, Camilo. Conversaciones con la historia. Entrevistas. Tomo I. Editorial Maya y PZ. Sin fecha, pág. 344.
19. Girard, René. El chivo expiatorio. Anagrama. Barcelona. 1986.
20. Una de estas carreras que empieza con los encuentros callejeros de 1943-44, y concluye con el intento de alzamiento de abril de 1949 es la de Edgar Cardona. Ver: Mi Verdad: por el restablecimiento de la verdad histórica: vivencias en 1942, 1944, 1946, 1947, 1948 y 1949. Imprenta García Hermanos. San José. 1992. Un recorrido paralelo, aparece en la biografía de algunos comunistas. Al respecto: Mora Valverde, Eduardo. De Sandino a Stalin. Editorial Revolución. San José. 1988.
21. En una entrevista que tuvo lugar en el mes de agosto del año 2005, el dirigente comunista Álvaro Montero Vega me relató que el grupo de la Guardia Nacional estaría compuesto por una veintena de miembros, dirigidos por un oficial de apellido Fonseca. Él los describió como la escoria de la Guardia Nacional, gente muy deteriorada y sanguinaria. En esta ocasión Montero Vega mencionó también que él y su gente se interpusieron y evitaron que un grupo de campesinos fuese fusilado por órdenes de Fonseca. En otros relatos, sin embargo, un oficial nicaragüense es nombrado como el responsable del fusilamiento de cinco personas en el Guarco de Cartago, fusilamiento que luego tendría una réplica del lado contrario, con una diferencia de unos pocos días. El mismo Montero Vega concede en otro lugar que el fusilamiento de los cinco fue ordenado por Fonseca, y que ocurrió en un momento de descuido de los comunistas. Ver: Pérez Delgado, Nicolás. Volando bala: 1948. Gráfica Cabal S.A. San José. 1998, pág. 262.
22. En la entrevista mencionada, Álvaro Montero Vega menciona 37 muertes, todos vanguardistas. En testimonios procedentes del bando contrario, se menciona que los muertos vestían uniforme de la Guardia Nacional, y que primero se les hizo una “prueba oral” para tener seguridad de que eran nicaragüenses. Una versión distinta se encuentra en el testimonio de Haroldo Gómez Mora. Un soldado de primera fila. En: Villegas Hoffmeister, Guillermo. San Isidro de El General en Llamas. Testimonios del 48. Mesén Editores S. A. San José. 1996, págs. 71-91. Una situación parecida ocurrió en Paraíso de Cartago, luego de la muerte, en un enfrentamiento del insurgente Carlos Arana. Aquí también se hace alusión a la prueba oral. Al respecto. Badilla, Patricia. Entrevista a los excombatientes Marcos Calderón y Marcos Porras Valverde. En: Testimonios orales sobre la Guerra Civil de 1948. Entrevistas realizadas en 1990 y 1991. No publicadas. Además: Dos amigos frente a frente. Testimonio de Daniel Gutiérrez Gutiérrez y Carlos Leiva Ortuño. En: Villegas Hoffmeister, Guillermo. El Gobierno sobre las armas. Editorial de la Universidad de Costa Rica. San José. 2002, págs. 112-113.
23. Cerdas Rodolfo. Entre el temor y la esperanza. En: Niñas y niños del 48 escriben. Op. Cit, págs. 145-146.
24. Ortuño, Fernando. ¿Por qué estuve en la guerra del 48? Sin editorial. 2001, pág. 34. Es uno de los que narran la muerte de Pacheco Tinoco y Brenes. Lo que describe es un asesinato, cometido por un joven cuyo nombre él omite explícitamente. En otros relatos, esta muerte queda como un incidente. Al respecto: Valverde Vega Fernando. De la política a la guerra. San Isidro de El General en Llamas. Op. Cit, pág. 109.
25. Acuña, Miguel. El 48. Imprenta Lehmann. San José. 1974, págs. 153-158.
26. Ídem, págs 218 y 262.
27. Mora Quesada, Eduardo. Los días amargos (Memorias de un calderonista de 1936 a 1967) Abel Ediciones. San José. 2003, págs. 91-94.
28. Morales, Hugo. A bailar con la más fea. En: Villegas Hoffmeister, Guillermo. De las calles a la guerra. Editorial de la Universidad de Costa Rica. San José. 2003, pág. 126.
29. Picado Tencio, Carlos María. Relato de guerra. Niñas y niños del 48 escriben. Op. Cit, pág. 710. La violación como peligro, atribuida a los nicaragüenses está también aludida indirectamente en: Rodríguez Quesada, Elieth. Mi vivencia del 48. Ídem, pag. 603
30. Hidalgo Ugalde, Luz Ethilma. Añoranza. Ibíd, pág. 546.
31. Archivos Nacionales. Expedientes de los Tribunales de Sanciones Inmediatas. Fondo: R-1660. Signatura: 206.
32. Soto Messeguer, Ileana. Reminiscencia. Ibíd, pág. 282.
33. Nestor Castillo, hijo de Leo Castillo, fue el matador del joven Rodrigo Morice. Diario de Costa Rica. 5/4/1949, pág. 3.
34. Mora Quesada, Eduardo. Los días amargos (Memorias de un calderonista de 1936 a 1967) Op. Cit, pág, 129.
35. Zeledón, Nestor. El pueblo en su Olimpo. En: Rodríguez Chaverri, Camilo. Conversaciones con la historia. Entrevistas. Tomo IV. Editorial Maya y PZ. Sin fecha, pág. 20.
36. Acuña, Miguel. El 55. Editorial Lehmann. San José, págs. 160-169. También: La Nación. 30/1/1955, pág. 1, 34.
37. Declaración de Eladio Campos. En: Mora Quesada, Eduardo. Los días amargos (Memorias de un calderonista de 1936 a 1967) Op. Cit, pág. 124.
38. Hidalgo Ugalde, Luz Ethilma. Añoranza. Niñas y niños del 48…Op. Cit, pág. 549.
39. Bákit, Oscar. Cuentos Mariachis: narraciones de la guerra del 1948. Op. Cit, pág. 13
40. Saborío Alvardo, Oscar. El empresario, el revolucionario y el político. Op. Cit, pág. 135.
41. Testimonios de los excombatientes Carlos Calderón y Jaime Porras Valverde. En: Badilla, Patricia. Testimonios orales sobre la Guerra Civil de 1948. Centro de Investigaciones Histórica de la Universidad de Costa Rica. No publicados, págs 11-19.
42. Bonilla Pignataro, Janina. Yo lloraba quedito. En: Niñas y niños del 48…Op. Cit, pág. 109.
43. Castro Sánchez, Otto. El Milagro. Ídem, págs. 359-360.
44. Durán Valverde Myriam. El hueco de la guerra. Ibid, págs. 449-461.
45. Picado Odio, Federico. Ahorita vuelvo Setico… La espera sin retorno. Ibid, págs. 971-978
46. Pacheco Tinoco, Abel. En memoria de un gran ganadero. En: Rodríguez Chaverri, Camilo. Conversaciones con la historia. Entrevistas. Tomo VII. Editorial Maya y PZ. Sin fecha, pág. 70.
47. Murillo Vargas, Juan Ramón. ¡Acharita los muertos! Niñas y niños del 48… Op. Cit, págs. 671672.
48. Echeverría Bonilla, Luis Paulino. Cuando se frustra la inocencia. Ídem, pág. 701.
49. Pérez Biel, Juan Manuel. Lágrimas en el corazón. Ibid, pág. 783
50. Ponchner Lechtman, Carlos. Recuerdos de 1948. Ibid, pág. 720.
51. Carpio Acuña, Ligia. Entre juegos, ríos y la revolución. Ibid, págs. 804-805.
52. Biamonte Castro, José Manuel. Un niño del 48. Ibid, pág. 756.
53. Umaña Chavarría, José Otilio. Del cuarenta y ocho me ha quedado un nombre. Ibid, pág. 648.
54. Daniel Gutiérrez Gutiérrez y Carlos Leiva Ortuño. En: Villegas Hoffmeister, Guillermo. El Gobierno sobre las armas. Op. Cit, pág. 105.
55. Cambronero Vindas, Roberto. Años de infancia y siglos de guerra. En: Niñas y niños del 48
escriben. Op. Cit, pág. 871.
56. Oscar Saborío Alvarado. El empresario, el revolucionario y el político. En: Rodríguez Chaverri, Camilo. Conversaciones con la historia. Entrevistas. Tomo Siete. Editorial Maya y PZ. Sin fecha, págs. 134-135. También: Mora Quesada, Eduardo. Los días amargos. Op. Cit, págs. 89-90.
57. Hernández Padilla, Yamileth. Reuerdos de mi niñez y del 48. Niñas y niños. Op. Cit, pág. 220
58. Cordero Croceri, José Rafael. Memorias… Op. Cit, pág. 89
59. Carballo Vargas, Sonia. Nuestra revolución del 48. En: Niñas y niño… Op. Cit, pág. 563
60. Castro Villegas Claudia. Los hechos del 48 vividos por una niña de siete años. Ídem, pág. 575
61. Madrigal Porras, Liduvina. Escazú y el 48. Ibid, pág. 328.
62. Valverde Monge, José Eliseo. Un niño policía. Ibid, págs. 296-297.
63. Castro Villegas Claudia. Los hechos del 48 vividos por una niña de siete años. Ídem, pág. 585586. También: Orlich, Romano. El roble de Sarapiquí. En: Rodríguez Chaverri, Camilo. Grandes personajes bananeros de la historia costarricense. Entrevistas. Tomo dos. Editorial Maya y PZ. Sin fecha. San José. Págs. 171-173
64. Borges Carvajal, Carlos. Mis recuerdos del 48. Manuel de Jesús. Niñas y niños…Op. Cit, pág. 931 y ss.
65. Guier, Fernando. La década de 1940. La Nación, 26/5/2007, pág. 31 A.
66. Fallas Aguilar, Jorge. Un tigre en el Puerto. En: Niños y niñas. Op. Cit, pág 926. También: Alvarado Cerdas, Jorge. Una guerra mal llamada revolución. Ídem, pág. 56.
67. Madrigal Porras, Liduvina. Escazú y el 48. Ibid, pág. 327.
68. Cerdas Cruz, Rodolfo. Ángeles con carabina. Ídem, págs. 134-135. También: Murillo Vargas, Juan Ramón. ¡Acharita los muertos!. Ibid, págs. 661 y ss. Asimismo ver: Echavarría Campo, Olga. Parte de mi infancia entre risas, paisajes y balas. Ibid, pág. 572.
69. Murillo Vargas, Juan Ramón. Acharita los muertos¡ Ibid, pág. 664.
70. Lizano Porras, Ana Rosa. Remembranzas. Ibid, pág. 536
71. Holderegger Hans. Der Umgang mit dem Trauma. Klett-Cotta Verlag. Stuttgart. 1993, págs. 1348.
72. Küchenhoff, Joachim. Trauma, Konflikt, Representation. En: Scholösser Anne-Marie & Höhfeld, Kurt. Trauma und Konflikt. Psychosozial Verlag. Giessen. 2000, pág. 15 y sig.
73. Intervención de Silvia Bleichmar en el panel “Conceptualización de catástrofe social. Límites y encrucijadas”. En: Waisbrot, Daniel y otros. Clínica psicoanalítica ante las catástrofes sociales. La experiencia argentina. Paidos. Argentina. 2003, págs. 35-62. También: Bleichmar, Silvia. Dolor País. Libros del Zorzal. Argentina. 2002, pág. 62 y ss.
74. El hueco de la guerra. En: Niñas y niños. Op. Cit, págs. 451-453.
75. Castro Villegas Claudia. Los hechos del 48 vividos por una niña de siete años. Ídem, pág. 587.
76. Barrientos Guerrero, María Elena. De dónde vengo. Íbid, págs. 963-969.
77. Sáenz Ferreto Elsa y Sáenz Ruiz, Nidia. Mis recuerdos del 48: una toma de conciencia. En: Sáenz Ferreto Adela y otros. Otras voces del 48. EUNA. Heredia. 1998, págs. 27-29.
78. Dupuy, Jean-Pierre. El pánico. Gedisa. España, 1999, pág. 41 y ss.
79. Ponchner Lechtman, Carlos. Recuerdos de 1948. Niñas y niños. Op. Cit, págs. 722-723.
80. Por ejemplo: Calderón Fournier, Rafael Ángel. A través de los ojos de un mariachi nacido en el exilio. Instituto Costarricense de Estudios Políticos. San José. Sin fecha, pág. 7 y ss.
81. Al respecto: Solís, Manuel. La institucionalidad ajena…Op. Cit, págs 389-393.
82. Rodríguez Quesada, Elieth. Mi vivencia del 48. Niñas y niñas. Op Cit, pág. 601.
83. Bodei, Remo. Las lógicas del delirio. Razón, afectos, locura. Cátedra. España. 2002, pág. 9.
84. Cordero Rojas, Oscar. Diario: ecos de una revolución. Editores Soley Hermanos. San José. 1948, pág. 31 y sig. También: Ortuño. Fernando. ¿Por qué…? Op. Cit, págs. 59-61. Los dos se refieren a escenas muy parecidas, posiblemente a la misma.
85. Murillo Monge, Miguel Ángel. Remembranzas de 1948. Niñas y niños del 48. Op. Cit, pág. 250.
86. Rivera Acuña, Jorge. Mata de Plátano en 1948. Ídem, pág. 377.

Comentarios Facebook

Etiquetado en: ,

Comentar en elespiritudel48.org

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.