VUELVE LA INTRANQUILIDAD


A pesar de la aparente paz que vivíamos en Costa Rica había algunos que seguían pensantdo en volver al poder. Con el doctor Calderón Guardia a la cabeza. Los que habían perdido la revolución se reunieron en Nicargua y con el apoyo del dictador Anastasio Somoza, que los armó y preparó para una nueva aventura bélica, en diciembre de mil novecientos cuarenta y ocho, se inicio una invasión que se llevó a cabo por la frontera norte desde luego, sorprendiendo en el primer momento a las autoridades costarricenses. Este movimiento recibió el nombre de contrarrevolución.

Penetraron varios kilómetros del territorio nacional, llegando hasta las cercanías de Liberia. Una vez repuesta la Junta de Gobierno, encabezada por Figueres, de la sorpresa, procedió a organizar el contraataque. Se entablaron varias acciones de alguna intensidad en los lugares llamados Cerro El Hacha, La Cruz, El Amo y otros de menor importancia. En realidad, el armamento que traían los foragidos no era del más moderno, por lo que las tropas leales costarricenses pudieron repeler pronta y eficazmente la ofensiva enemiga.

En todo el país se vivió de nuevo el estado de guerra. El pueblo fue movilizado y todo el mundo, hombres y mujeres, de todas las condiciones sociales acudieron al llamado de las autoridades nacionales. La pelea duró poco ya que los atacantes hubieron de retirarse derrotados, humillados, con heridos y muertos, y desechos moralmente. Así terminó esta segunda intentona de los calderonistas por hacerse del poder.

Comentarios Facebook

Etiquetado en: ,

Comentar en elespiritudel48.org

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.