IMPORTANTE COMISIÓN AL FRENTE NORTE


El ocho de marzo de 1948, nos fue encargado a Edgar -Macho- Mora García y a mí, una importante misión que consistía en transportar víveres, combustibles, municiones, etc., al cuartel del Frente Norte. Para ello debíamos usar un camión de carga, el más grande que existía en esos años en San Ramón perteneciente a Mora García. Era de marca «Reo», el que una vez cargado, como a las diez de la mañana, partimos hacia La Paz. Había que cruzar el centro de San Ramón, pues el vehículo estaba localizado en la estación de gasolina de Humberto Mora Cambronero, donde está hoy la estación ESSO. La salida fue espectacular pues posiblemente encontraríamos en el camino a policías del gobierno. Pasamos por la calle central al costado oeste de la Iglesia Parroquial y el Palacio Municipal, lo que realizó mi compañero Mora, que era un gran chofer, a gran velocidad, de modo que las autoridades no tuvieron tiempo de vernos y ya era tarde para perseguirnos con éxito. De modo que llegamos a La Paz sin novedad. En La Paz nos recibieron con vítores y gran alegría, ya que era la última operación de ese calibre que haríamos, pues la rebelión estallaría de un momento a otro.

Al día siguiente me presenté, como de costumbre, en la casa de los Valverde, donde don Rogelio me dio instrucciones de dirigirme inmediatamente La Paz, pues don Chico requería mis servicios urgentemente. Orienté mis pasos por las sendas ya descritas. Llegué al Cuartel de La Paz, como a mediodía. Don Chico me giró las que serían las últimas instrucciones, pues todo debía quedar listo para el día doce, en la noche, en que San Ramón debía ser atacado por las fuerzas del Frente Norte. Ya en El Empalme y otros sitios del Sur del país habían ocurrido alzamientos y encuentros entre las fuerzas del gobierno y las revolucionarias, con saldo de muertos y heridos. Concretamente se informaba de la unidad móvil destruida por los rebeldes, en la que murieron importantes militares del Gobierno de Picado, a manos de Frank Marshall y sus compañeros Pepino Delcore y otros valientes. Entre los militares gobiernistas habían perdido la vida el Coronel Roberto Tinoco, Pencho Alvarado, uno conocido como “Perro Negro” y otros más, todos de absoluta confianza del Gobierno de Picado. A esta acción se le consideró un duro golpe para las fuerzas leales al Gobierno.

Comentarios Facebook

Etiquetado en: ,

Comentar en elespiritudel48.org

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.