Luis Alberto Monge: Un campesino cultivado

Rodrigo Facio fue mi maestro

“Rodrigo Facio fue mi maestro. Yo iba a las clases y conferencias del Partido Socialdemócrata, en la calle central, por la Iglesia de la Dolorosa, en los altos de una panadería. Me apuntaba en todas las clases y conferencias.

“Y me matriculé en la Escuela de Servicio Social, que estaba adscrita a la escuela de Ciencias Económicas, cuyo decano era don Rodrigo Facio.

“El Padre Núñez fue maestro por un lado, con todo lo que tenía que ver con el trabajo y la pobreza, y con Rodrigo Facio se da la entrada mía a la línea de fuego en la Asamblea Constituyente. Yo fui el diputado más joven en esa asamblea, y fue muy benevolente para mí, porque Facio era mi compañero y mi orientador.

“Me dijo que me tocaba hacer la defensa del Capítulo de las Garantías Sociales. La idea nuestra era ampliarlas y fortalecerlas. Por eso, el capítulo se llama ´Derechos y Garantías Sociales´. Presentamos muchos artículos nuevos, y con respecto a la reforma del 43, no sólo la respetamos, sino que la ampliamos y la fortalecimos.

“A Facio lo escuchaba primero en el partido y luego en las conferencias y reuniones. Hay un libro esclarecedor, que se llama ´Rodrigo Facio y la Asamblea Constituyente del 49´, de Óscar Castro Vega.

“En el prólogo digo que en la Asamblea Constituyente había una constelación de figuras, pero sin duda que la gran figura fue Rodrigo Facio. Por ejemplo, pasó tres sesiones enteras desarrollando la tesis ´el poder de facto y el poder constituyente´

“Me acerqué mucho a él. Fui a verlo para que él fuera candidato para la campaña de 1958. Ya era rector de la Universidad de Costa Rica. Yo le dije, ´mire, para que el partido se proyecte, necesitamos que usted se meta´. Me dijo que don Chico Orlich y Daniel Oduber no lo iban a ver bien, y que no tenía dinero para hacer una campaña política. Sin embargo, al final me dijo que él aceptaba que era un compromiso con la historia, y que sí debía meterse.

“Le dije que había que actualizar su libro ´Estudio sobre la economía costarricense´. Un día llegué a almorzar al Holland House, donde íbamos mucho, y estaba ahí. Él estaba en uno de los consejos del Banco Interamericano de Desarrollo, en Washington, y me confesó que eso de irse al banco era para hacerse sus cinquitos, o sea, que ya estaba pensando en unos ahorros para meterse en campaña.

“Vino de gira a América Central, me dijo que estaba revisando el libro, se fue a El Salvador, le dio un infarto en la playa y no llegó a tiempo al hospital. ¡Qué pérdida para el país!

“Rodrigo tiene otro libro que es impresionante. Es un libro que contesta a los ataques de que somos aislacionistas. Se llama ´Trayectoria y crisis de la Federación Centroamericana´”.

Comentarios Facebook

Etiquetado en:

Comentar en elespiritudel48.org

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.