Luis Alberto Monge: Un campesino cultivado

Sindicalista

“Le voy a contar cómo nació lo de ser sindicalista. El 2 de agosto de 1943, en un sermón en la Basílica de Los Ángeles, se hizo el anuncio de que se quería ofrecer una alternativa democrática para los trabajadores.

“Primero me acerqué a la Central del Sindicato Rerum Novarum, cuando acababa de salir de bachiller. Estaba trabajando en el Mercado Central. Busqué al Padre Benjamín Núñez, al costado de la catedral. Era la casa de una señora Carolina Dent, que era una benefactora. Hay una escuela que lleva su nombre. Ella no era partidaria de los sindicatos, pero le prestó la casa al Padre Núñez.

“Llegué del mercado y dije que quería hablar con el Padre Núñez. Le dije que era partidario de las leyes sociales, y que estaba en contra del gobierno de la época y del comunismo.

“Los del campo, por lo general éramos de la oposición, porque teníamos una formación católica y conservadora. Le dije que nací católico pero que no era practicante, y el Padre me respondió que no era una organización confesional. Le dije que queríamos defender a los trabajadores y él me empezó a ayudar.

“Organicé el Sindicato de Empleados del Comercio de San José. Recluté a mucha gente de tiendas vecinas al mercado. Fui secretario general durante mucho tiempo. Todas las noches yo estaba clavado ahí, después del trabajo del tramo”.

Comentarios Facebook

Etiquetado en:

Comentar en elespiritudel48.org

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Conozca más acerca de las cookies de este sitio.